domingo, 7 de febrero de 2010

Venezuela: Los mutuos, un terremoto bursátil

El mercado de valores venezolano se ha visto sacudido con fuerza como resultado de la eliminación de los "mutuos". El ministerio de Economía y Finanzas, a través de la Comisión Nacional de Valores (CNV), eliminó la figura de inversión el pasado 29 de enero. La resolución de la CNV, establece un plazo de 90 días a las casas de Bolsa y sociedades de corretaje para desincorporar los mutuos de sus operaciones. En la Ley del Mercado de Capitales, el mutuo está conceptualizado como "un contrato mediante el cual la sociedad de corretaje o el cliente entregan o reciben en préstamo cierta cantidad de valores con la obligación de recibir o entregar al vencimiento del contrato otros valores de la misma especie y calidad". Para desmontar las operaciones con mutuos en el plazo establecido de tres meses, las casas de Bolsa deberán solicitar a inversionistas que adquirieron títulos a través de financiamiento, cancelar sus deudas. Por otro lado, las casas de Bolsa que tomaron dinero de los inversionistas, y colocando un título valor como activo subyacente, deberán devolver a los inversionistas el dinero invertido con sus respectivos intereses, o el título valor con sus intereses devengados. La eliminación de los mutuos es un duro golpe para las casas de Bolsa y sociedades de corretaje. De acuerdo a Juan Carlos Carvallo, director de Ventas y Mercadeo de Econoinvest, la eliminación de los mutuos podría disminuir en 30% los ingresos de los operadores del mercado. Para Alfredo Bozo, presidente de la Asociación de Sociedades de Corretaje, la eliminación de los mutuos se les fue a casas de Bolsa y sociedades de corretaje uno de sus principales orígenes de dividendos. "Es una medida dura para el sistema" dijo. La medida afecta directamente la capacidad de financiamiento de las casas de Bolsa que disminuirá sustancialmente. También los clientes se verán afectados, muchos de ellos se apoyaban en el financiamiento ofrecido por sus agentes para adquirir una mayor cantidad de títulos. Aproximadamente 70% de los clientes del sector participaban en el mercado con operaciones de mutuos, entre los que los usaban como margen financiero y los que los utilizaban como mutuo pasivo. Tanto la Asociación de Sociedades de Corretaje, como la de Casas de Bolsa, coinciden en solicitar una reconsideración de la medida. El sector esperaba un ajuste en la regulación del instrumento, pero no su eliminación. ¿Por qué la CNV tomó esta decisión? Para la CNV, algunas casas de Bolsa y sociedades de corretaje de valores distorsionaron un instrumento de inversión interesante, pero que bajo el respaldo legal que amparaba la figura del mutuo, éstos agentes del mercado crearon situaciones que colocaban en riesgo a los inversionistas. Los niveles de apalancamiento alcanzados por algunas casas de Bolsa excedían los niveles adecuados en relación a sus patrimonios. Bajo las leyes del Mercado de Valores, las intermediaciones financieras que permiten los mutuos no tienen encaje legal ni garantía por parte del algún organismo del Estado, como la que ofrece Fogade al sistema bancario. El problema se centra en que la relación entre activos financieros indexados a títulos valores (mutuos activos) y los pasivos financieros indexados a títulos valores (mutuos pasivos) es aproximadamente de 1 a 2,2 en la sumatoria global de los balances de las casas de Bolsa publicados a diciembre 2009. La intervención de U21 Casa de Bolsa, prendió las alarmas sobre los mutuos y las condiciones financieras y de balances de las casas de Bolsa. Además de U21, otras casas de Bolsa también han sido intervenidas: Unovalores, Inverunión, Primus, Unicrédito, Unicapital , La Primera y Globalcorp. En la próxima entrega me referiré al caso de U21, y que debería hacer el Ministerio de Economía y Finanzas, así como la subcomisión de Deuda y Crédito Público de la Asamblea Nacional (AN) en este caso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada