Ir al contenido principal

Bolsa de Valores de Madrid - Viernes 01 de julio 2015

El Ibex 35 recupera parte del terreno perdido tras la debacle por la victoria del Brexit, con una subida del 6,17% en la semana post electoral. Los inversores han acogido con los brazos abiertos los comentarios dovish de los bancos centrales, y el selectivo alcanza los 8.268 puntos al cierre con una nueva subida del 1,29%. Sin embargo, los expertos dejan claro que la recuperación puede ser un espejismo, y el temor a que que las caídas se reanuden a cada resistencia sigue muy presente en el parqué.

La Bolsa de Valores de Madrid ha celebrado la semana con un buen grupo de acciones en los dobles dígitos semanales de subidas. Bankia se sitúa en el primer puesto semanal subiendo en torno a un 15%, con el resto del podio reñido entre Iberdrola, Telefónica y Merlin. El sector bancario, sin embargo, ha vuelto a estar en el ojo del huracán por el suspenso de Banco Santander y Deutsche Bank en los test de estrés de la Reserva Federal (FED). "Esta situación ratifica las dudas del mercado con el sector y aumenta el temor a una nueva crisis financiera si la ralentización económica se extendiera en 2017", indica Jaime Díez, analista de XTB.
En el plano negativo, destaca la fuerte caída semanal de IAG que a la fuerte penalización de la jornada del viernes pasado tiene que sumarle un 12% adicional de estos días debido principalmente al profit warning que emitió su competidora EasyJet y provocó una intensa oleada de ventas en la compañía cotizada en el Ibex 35.
Aún así, es evidente que los bancos centrales han entrado en 'escena'. Desde Reino Unido, Mark Carney, ha adelantado que posiblemente sea necesario implementar nuevo estímulos tan pronto como este verano; mientras que se rumorea que el Banco Central Europeo (BCE) se plantea cambiar la forma en la que elige los bonos que adquiere bajo su programa de compra activos (QE) y orientarlo hacia la adquisición de más deuda según cuánta haya emitido cada país (la norma sólo le permite hacerse hasta un 33% de la disponible de cada emisor y conrentabilidades por encima de la tasa de facilidad de depósito, ahora en el -0,4%). "Una decisión que de materializarse beneficiaría a los periféricos", destaca Renta 4.
Estos expertos señalan que son las autoridades monetarias "el principal catalizador para recuperar parte de la caída asociada a la decisión británica de salir de la Unión Europea (UE), aunque luego habrá que volver la vista al ciclo económico, los resultados empresariales, y el riesgo político, que auguran unos próximos meses complicados", advierten.
En este sentido, el Departamento de Análisis de Bankinter señala que, "a pesar del rebote en las Bolsas, los bonos core continúan muy soportados lo que nos hace pensar que no hay trasvase de fondos desde renta fija hacia renta variable". Apunta que, aunque en el frente macro el saldo neto es positivo, los datos europeos "no nos sirven de guía porque han sido elaborados antes de conocerse el Brexit así hay que ser prudentes porque lo más probable es que se vayan deteriorando a medida que avanza el verano".
Además, recuerdan que "lo más probable es que el mercado se vaya desinflando a medida que avanza la sesión, especialmente cuando abra el mercado norteamericano porque el lunes es la festividad del 4 de julio y lo más sensato es irse de fin de semana tranquilo, máxime cuando la foto trimestral de los fondos, mercados, etc. se hará con los cierres del jueves". Destacar que Wall Street sí ha conseguido cerrar el primer semestre en positivo: con avances del 2,9% y del 2,7% para Dow Jones y S&P 500, respectivamente. El tecnológico Nasdaq se ha desmarcado con caídas del 3%, lastrado por el mal comportamiento de los grandes valores, como Apple, y el sector biotecnológico.
Con todo, Link Securities advierte que, más allá de que los mercados hayan conseguido "parar el primer golpe del Brexit de forma más que aceptable, este factor va a continuar siendo un foco de incertidumbre y va a condicionar mucho el comportamiento de las Bolsas en la segunda mitad del año, para bien o para mal, dependiendo de cómo se vayan desarrollando las negociaciones" entre Reino Unido y la UE.
Así, creen que "se debería adoptar una estrategia de inversión conservadora, apostando por valores de corte defensivo que ofrezcan una atractiva rentabilidad por dividendo, la cual no esté supeditada al ciclo económico. Es por ello que recomendamos sobreponderar sectores como el de las utilities, las telecomunicaciones, las infraestructuras y la alimentación". 
Para los expertos de XTB, con una coyuntura extremadamente revuelta el signo del Ibex 35 queda a la intemperie. "Tan sólo un potencial resguardo por parte de los bancos centrales puede evitar que ante un goteo de ventas, que termine convirtiéndose en un diluvio, la pólvora de los inversores termine mojada e inútil".
A su juicio, las próximas sesiones podrían arrojar luz entre las nubes. "Superar los 2.100 puntos en EEUU daría cabida a que el camino del futuro del Ibex se ilumine hasta la zona de 8.550", indica Díez. Sin embargo, reconcoe que "la opción más probable es que los inversores recojan sus beneficios y se preparen para la tormenta, primero con un goteo hasta los 7.900 puntos durante los próximos días". Según advierte, "más adelante veremos si efectivamente la tormenta perfecta formada por la burbuja de deuda, el Brexit, China y la Reserva Federal provocan un crash financiero cuyo temor lleva recogiendo la bolsa europea desde mediados del año pasado".
Manufacturas chinas y europeas, 'una de cal y otra de arena'
El PMI manufacturero de China (oficial) repite en 50, cumpliendo con las expectativas, mientras que el Caixin volvió a caer en junio hasta 48,6 (peor de lo esperado). "Las condiciones del sector parecen haber empeorado, pero el resto de la economía, menos dependiente de la demanda externa, parece estar mejorando", apunta Capital Economics. Por lo que, en general, creen que este dato es "consistente con un mantenimiento estable del crecimiento en el segundo trimestre".
En Europa, en cambio superan las previsiones y la cifra anterior los PMIs manufactureros de España (52,2), Italia, Francia, Alemania y la Zona Euro (52,8) en general. El desempleo de la región, por su parte, cedió en mayo hasta el 10,1% desde el 10,2% previo.


Comentarios