Ir al contenido principal

↑ 1.10 % Bolsa de Valores de Tokio – 12/08/2016

La Bolsa de Valores de Tokio terminó este viernes la semana con una suba de 1,10%, impulsada por un  repliegue del yen y los niveles récord de Wall Street al cierre de ayer, en un contexto de aumento del precio del petróleo.
El índice Nikkei de referencia obtuvo un avance de 184,80 puntos, un 1,1 por ciento, hasta situarse en 16.919,92 puntos, mientras que el segundo indicador, el Topix, que agrupa a los valores de la primera sección, subió 8,39 puntos, un 0,63 por ciento, y se situó en las 1.323,22 unidades.
De esta manera, La Bolsa de Tokio alcanzó hoy su máximo en dos meses y medio animada por las ganancias récord de Wall Street en la víspera y por la devaluación del yen, una tendencia que favorece al músculo exportador nipón.
El parqué tokiota comenzó con fuerza la jornada contagiada de la euforia que imperó en la víspera en la Bolsa de Nueva York, donde se registraron nuevos máximos históricos de sus tres principales indicadores, el Dow Jones de Industriales, el S&P 500 y el Nasdaq, impulsados por la subida del precio del petróleo.
"Los récords de Wall Street y la fortaleza de los precios del petróleo han aupado la confianza de los inversores", señaló el analista Takuya Takahashi, de Daiwa Securities, en declaraciones a la agencia local Kyodo.
Otro factor que contribuyó al buen ánimo en Tokio fue la apreciación del dólar frente a la divisa nipona, hasta situarse en la zona baja de los 102 yenes, una unidad más que en la víspera.
Destacan las subidas de exportadores impulsados por la depreciación del yen, como el fabricante de cosméticos Shisheido, que ganó un 3,7 por ciento, o Mazda Motor, que avanzó un 2,2 por ciento.
El conglomerado Toshiba, por su parte, ganó un 3,8 por ciento tras anunciar que en entre abril y junio obtuvo su primer beneficio neto en año y medio, lo que le permitió revisar al alza su estimación de resultados para el primer semestre del ejercicio fiscal nipón.
En la primera sección, 1.268 valores avanzaron frente a 600 que retrocedieron, mientras que 104 terminaron el día sin cambios.

El volumen de negocio ascendió a 1,413 billones de yenes (14.132 millones de euros), por debajo de los 2,090 billones de yenes (18.481 millones de euros) del miércoles.
Tokio cerró así en verde una semana de altibajos marcada por las oscilaciones del tipo de cambio del yen, los movimientos en la primera economía mundial y los precios del crudo.
El lunes y el martes, el Nikkei logró sendos avances favorecidos por los buenos datos de empleo de Estados Unidos, así como por la caída del yen frente al dólar y el repunte en los precios del petróleo.
El miércoles, justo antes de una jornada festiva en la que cerró a Bolsa de Tokio, el parqué tokiota cayó por la nueva apreciación del yen, aunque este impacto negativo fue contrarrestado por las expectativas sobre la compra de fondos cotizados por parte del Banco de Japón.

Comentarios