Ir al contenido principal

↑ 0.95 % Bolsa de Valores de Madrid - 08/09/2016

La Bolsa de Valores de Madrid ha subido hoy el 0,95 % y ha superado los 9.100 puntos, impulsada por el sector bancario y Telefónica (MC:TEF), y a pesar de que el Banco Central Europeo (BCE) ha enfriado la posibilidad de aprobar nuevos estímulos económicos hasta diciembre.
El principal indicador nacional, el IBEX 35, ha consolidado sus máximos desde finales de mayo al sumar hoy 85,80 puntos, ese 0,95 %, hasta 9.101,10 puntos, con lo que reduce la caída acumulada en el año al 4,64 %, y sitúa el avance semanal en el 2,16 %.

La resistencia del BCE a anunciar nuevos estímulos enfrió en un principio a los mercados. Sin embargo, en una segunda lectura, la banca acogió bien la inacción de Mario Draghi y el Ibex ha sumado un 0,95% hasta los 9.101,10 puntos, nuevo máximo desde mayo.
En medio aún del debate sobre un nuevo retraso en la subida de los tipos de interés en Estados Unidos, los mercados han centrado sus focos en otro banco central. La reunión del BCE marcaba la jornada. El mercado esperaba algún pequeño guiño, en forma de un avance de una prórroga en el programa de compra de deuda o de ajustes que permitieran aumentar el abanico de deuda elegible para las compras del BCE. Mario Draghi ha querido destacar al inicio de su rueda de prensa la resistencia de la economía europea al actual contexto de incertidumbre. De hecho, la institución ha elevado una décima su previsión de crecimiento para este año, desde el 1,6% hasta el 1,7%. Sin embargo, ha rebajado en una décima sus estimaciones para 2017 y 2018.
Los mensajes del BCE aplazan un refuerzo adicional en sus estímulos, y han girado al alza la rentabilidad de la deuda pública europea. El interés del bono español a diez años comenzó la jornada a un paso de sus mínimos históricos, cerca del 0,90%. Tras la rueda de prensa de Draghi, la rentabilidad sube hasta el 1%. Con estas turbulencias, la prima de riesgo de España supera los 105 puntos básicos.
La Bolsa de Valores de Madrid ha vuelto a destacar entre las principales plazas europeas en una jornada marcada por la volatilidad provocada por las palabras de Draghi. En la primera mitad de la sesión tocó los 9.114 puntos. El repliegue a raíz del BCE llevó al Ibex por debajo del umbral de los 9.000. Sin embargo, el tirón de la banca en la recta final de la jornada permitió al índice cerrar cerca de los máximos del día en 9.101,10 puntos tras sumar un 0,95%.
La banca, que ha acogido bien la inacción del BCE, ha sido el principal impulsor del Ibex. Popular ha sumado un 2,73%; CaixaBank, un 2,25% y Sabadell, un 2,04%. Los dos grandes no se han quedado atrás. Santander se ha revalorizado un 2,25% y BBVA, un 1,66%. No han sido los únicos grandes valores que ha aupado al selectivo por encima de los 9.100 puntos. Telefónica se ha anotado un alza del 2% y Repsol, del 1,35%, en una nueva jornada de repunte del precio del crudo. Entre los títulos más alcistas ha vuelto a aparecer Amadeus (+1,85%), que vuelve a marcar récords históricos. Hoy han sido los analistas de Goldman Sachs los que han animado a las compras, al elevar su precio objetivo a 53 euros e incluir al valor en su lista de favoritos en Europa. En el Mercado Continuo, Goldman Sachs ha frenado el rally de Prosegur (-2,67%) al retirar su recomendación de 'comprar'.

unidades frente al billete verde. En el caso de la libra, consolida sus últimas subidas y se estanca en 1,33 dólares.
La recuperación del petróleo en la primera parte de la sesión se ha intensificado por la tarde tras conocerse el dato de inventarios de energía en Estados Unidos. Así, el precio del crudo sube más de un 3% situando el barril de Brent cerca de la barrera de los 50 dólares. El barril tipo West Texas, de referencia en EEUU, supera los 47 dólares. El freno se traslada hoy a la cotización del oro. El metal precioso repite por debajo de los 1.350 dólares la onza.

Comentarios