Ir al contenido principal

↑ 0.11 % Bolsa de Valores de Madrid – 05 Octubre 2016

El Ibex-35 comenzaba la jornada en el entorno de los 8.680 puntos, para perforar ese nivel poco después, lo que suponía un descenso de algo más de un punto porcentual. A partir de ahí, el índice fue recuperando posiciones, para terminar el día prácticamente plano: dio un último cambio en los 8.778,30 puntos, lo que supone un avance del 0,11%.

Signo mixto en las bolsas europeas. Los avances de la banca han sido decisivos para que el Ibex cerrara en positivo, con una subida del 0,11% hasta los 8.778,30 puntos. La escalada del petróleo, que ha llegado hasta los 52 dólares, ha jugado también a favor de Repsol.

Los últimos datos macro en EEUU han reactivado las expectativas de una subida de tipos de la Reserva Federal antes de final de año. Las próximas jornadas podrían ser claves, con la publicación de toda una batería de referencias sobre el mercado laboral en EEUU. Hoy se ha conocido el informe de creación de empleo del sector privado (154.000 puestos de trabajo, cerca de los 166.000 esperados), mañana el dato de paro semanal y el viernes la referencia clave, el informe oficial de empleo. Los datos de ISM del sector servicios ha mejorado, además, las expectativas de los analistas.


Wall Street, las divisas y la deuda
Wall Street, por su parte, comenzaba la sesión con ligeros ascensos, de alrededor de un 0,6% en el caso del Nasdaq y del Dow Jones, y de alrededor de un 0,35% en el S&P 500. Ello después de una agenda económica de la jornada mixta porque, por un lado, el informe de empleo publicado por la agencia privada ADP fue peor de lo esperado, al mostrar la creación de 154.000 nuevos puestos de trabajo en septiembre, frente a los 165.000 estimados. Pero el índice de gestores de compras del sector servicios americano, el mayor segmento de la primera economía del mundo, superó expectativas y marcó su nivel más alto del último año. También las cifras de pedidos de fábrica superaron expectativas y estos últimos indicadores parecieron pesar más en el ánimo de los inversores, sobre todo a tenor de lo ocurrido en el mercado de divisas y en el de deuda.

La Bolsa española, tras cotizar la mayor parte de la sesión en negativo, ha logrado cerrar con ganancias. El selectivo español ha sumado un 0,11% hasta los 8.778,30 puntos. El ascenso del precio del petróleo permite la continuidad en la escalada de Repsol, que ha sumado hoy un 0,82%. Pese a esta mejora del crudo, la aerolínea IAG se ha anotado alzas del 0,24% después de anunciar que aumentó el número de pasajeros un 17% en septiembre. Sin embargo, ha sido el sector financiero el que ha sacado al Ibex de los números rojos gracias a un nuevo repunte de Deutsche Bank, la posibilidad de un subida de tipos en Estados Unidos en diciembre y la hipotética retirada de estímulos por parte del BCE. Las acciones de Santander han subido un 1,47% y han recuperado el nivel de los 4 euros por acción. Por encima se han revalorizado CaixaBank (+3,17%), Popular (+2,45%), BBVA (+2,00%), Bankia (+1,91%) y Sabadell (+1,67%). En los descensos ha destacado Telefónica, que ha cedido un 1,04% y ha perdido el umbral de los 9 euros por acción. Acerinox (-1,03%) ha recibido el segundo revés de la semana de las firmas de inversión. JPMorgan aconseja 'infraponderar' la inversión en la acerera española. Aunque los mayores descensos del selectivo han sido para Merlin (-1,99%).


Las ventas, por el contrario, han dominado en la deuda pública europea. Los inversores han recogido beneficios ante la posibilidad de un futuro freno en el ritmo de las compras del BCE. El interés exigido al bono español a diez años repunta de manera pronunciada por encima del umbral del 1%. Al comienzo de la semana registró mínimos históricos en el 0,86%. La prima de riesgo repite por encima del umbral de los 100 puntos básicos, gracias a que las ventas en deuda alemana amenazan las tasas negativas de interés del bund.

El tipo de cambio entre el euro y el dólar se mantenía ligeramente por encima de 1,12 unidades, pero por debajo de los niveles de la mañana, cuando se situaba en el entorno de 1,1230 unidades, debido, posiblemente, a los datos macro americanos, que provocaron una leve apreciación del billete verde frente al euro.

En el mercado de deuda, vimos una significativa subida de los intereses de los bonos después de conocida la agenda económica americana, en primer lugar, y después de que ayer saltara el rumor de que el BCE aplicará recortes paulatinos en sus compras de activos antes de que llegue el final del programa en marzo de 2017. Así, el interés del bono español a diez años superó de nuevo el 1% y se colocó en el 1,04%, mientras que el rendimiento de los títulos alemanes a diez años estuvo a punto de entrar en positivo: al cierre se colocaba en el -0,01%. Mientras tanto, el rendimiento de los bonos americanos se colocaba en el 1,72% al cierre de la sesión europea.

En el mercado de materias primas, fuerte subida del petróleo. El barril de Brent, de referencia en Europa, avanzaba un 2,15%, hasta rozar los 52 dólares, su nivel más alto desde principios de junio. El barril de West Texas, de referencia en Estados Unidos, ganaba cerca de un 2%, hasta los 49,64 dólares. Ello debido a una caída de los inventarios de crudo en Estados Unidos por quinta semana consecutiva. Éste también puede ser un factor en el que se apoyó la renta variable americana para subir.

El oro, tras la fuerte caída de la sesión anterior, en que retrocedió desde los 1.311 dólares hasta los 1.268, se mantenía más o menos plano.

En el mercado del petróleo, la escalada continúa. El barril de Brent amplía su colchón por encima del nivel psicológico de los 50 dólares. En su ascenso ha llegado a tocar los 52 dólares después del dato de inventarios de energía en Estados Unidos. El barril tipo West Texas, de referencia en EEUU, se acerca a los 50 dólares. Un signo mucho más bajista adquiere el oro. La fortaleza del dólar desinfla la cotización del metal precioso, por debajo ya de los 1.270 dólares la onza.

Comentarios