Ir al contenido principal

↑ 0.43 % Bolsa de Valores de Madrid – 21 Octubre 2016

La sesión del viernes ha tenido un tono de recogida de beneficios, el principal indicador de la bolsa española, el Ibex-35, se ha desmarcado de la corrección de las plazas europeas con una subida del 0,43%, en los 9.100,40 puntos. Consolida así la cota psicológica de los 9.000,40 puntos que sobrepasó el jueves y cierra la semana con una remontada del 3,79%, el mejor balance desde julio.
A la espera del aluvión de resultados de la próxima semana, cuando rendirán cuentas los pesos pesados de la Bolsa española, buena parte del protagonismo ha recaído en una empresa del Mercado Continuo. Abengoa ha comunicado sus planes de unificar las acciones clase A y clase B. Al cierre capitalizan 44 y 186 millones de euros, respectivamente. Las acciones clase A han cedido un 6,15% y las de clase B han repuntado un 0,93%.


El Ibex ha contado con la banca como principal motor de sus subidas esta semana. Bankinter se encargó ayer de prolongar este optimismo con el inicio alentador de la temporada de resultados del sector. Hoy ha llegado una tímida recogida de beneficios en algunos valores del sector, como BBVA (-0,53%) o Bankinter (-0,47%), mientras que otros han prolongado los avances, como Sabadell (+2,59%), Bankia (+2,50%) y Santander (+1,07%). Banco Popular (+1,96%), que había quedado algo rezagado, ha activado su remontada con la minitregua otorgada por RBC. Entre los 'blue chip' del Ibex, Inditex (+0,91%), ha recibido un nuevo respaldo de los analistas. Jefferies aconseja 'comprar' y eleva su potencial hasta los 38 euros por acción. Repsol ha corregido un 0,19% tras marcar máximos anuales en 13 euros por acción. ArcelorMittal (+4,65%) y Acerinox (+1,93%) han destacado también en llas subidas, mientras que el farolillo rojo ha sido para Amadeus (-1,14%) y Enagás (-0,71%).

En el cierre de semana se sigue digiriendo el discurso del presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, este pasado jueves. El banquero italiano despejó rumores sobre la retirada brusca de estímulos, pero al mismo tiempo dijo que las compras de bonos no pueden durar eternamente. También aseguró que está dispuesto a tomar más medidas si se resiste el objetivo del 2% de inflación. El mensaje principal con el que se han quedado los inversores es que habrá que esperar a la reunión del 8 de diciembre para ver cambios en la estrategia monetaria sustanciales, si es que se necesitaran.
En el mercado de deuda, la prima de riesgo de España se situó en los 111 puntos y el diferencial con el bono alemán se redujo al 1,114%.
La semana que viene será decisiva para el rumbo del índice nacional ya que presentan resultados pesos pesados como Santander, Iberdrola, BBVA, Telefónica e IAG. También habrá que estar atentos a importantes citas macroeconómicas. Concretamente, el PIB estadounidense, que dará pistas sobre el estado de la economía americana y, en consecuencia, sobre una posible subida de tipos. En España también se conocerá el PIB, así como cifras de empleo.
Los síntomas de firmeza del dólar complican las opciones de nuevas subidas en el precio del petróleo. El barril de Brent cotiza a 51 dólares, y el West Texas, de referencia en EEUU, se cambia por 50 dólares.


Comentarios