Ir al contenido principal

↑ 1.27 % Bolsa de Valores de Madrid – 24 Octubre 2016

El Ibex-35 rebasaba el pasado jueves los 9.000 puntos y el viernes superaba, aunque por poco, los 9.100. En la jornada de hoy, ha logrado superar los 9.200 puntos. El indicador daba un último cambio en los 9.216,2 puntos, lo que supone una revalorización del 1,27%. El indicador se encuentra en su nivel más alto desde finales del mes de abril y a poco más de un 3,4% de entrar en positivo en el año.
Es así como el selectivo español ha firmado su quinta subida consecutiva con la que ha llegado a cerrar en su mejor nivel desde finales de abril, gracias al tirón de la Banca y la abstención del PSOE, que allana el camino al desbloqueo de la formación de un Gobierno en España.
En parte, posiblemente, la Bolsa española se ha visto beneficiada por la decisión del Partido Socialista de abstenerse en la próxima y previsible investidura de Mariano Rajoy. Aunque el Gobierno del Partido Popular sería en minoría, el miedo del PSOE a un adelanto electoral provocará mayor estabilidad en el Ejecutivo de la que pudiera, en principio, esperarse, por lo que el mercado seguro está tranquilo con vistas al próximo Ejecutivo. No habrá una oposición dura y el Gobierno podrá ir avanzando en las políticas que quiera aplicar.


Las bolsas han registrado una sesión de transición este lunes, a la espera de la avalancha de resultados trimestrales que los inversores recibirán a lo largo de la semana. Hasta entonces, los bancos del Ibex han vuelto a ser los más beneficiados del día. Las subidas del selectivo han estado encabezadas por Caixabank (+4,7%), Popular (+4,2%), Bankia (+4%), Santander (+3,7%) y BBVA (+3,2%) que además ha borrado las pérdidas que llevaba acumuladas en el año.
Telefónica, que presentará sus resultados el jueves, ha sido otro de los protagonistas de la sesión en el selectivo madrileño tras recibir referencias dispares de las firmas de inversión. Jefferies recorta su valoración a 7,20 euros por acción, mientras que JPMorgan eleva su precio objetivo hasta los 11,7 euros. Las acciones de la operadora han subido un 1,1%.
En el otro lado de la balanza, Inditex ha sido el peor de la jornada con una caída del 0,9%, seguido de Viscofán (-0,7%), Técnicas Reunidas (-0,6%), Grifols (-0,6%) y Enagás (-0,5%).
El desbloqueo político en España ha permitido al bono español bajar hasta el 1,08% al cierre de la negociación europea, lo que ha relajado la prima de riesgo hasta los 107 puntos básicos. Está previsto que esta semana se celebre la investidura de Rajoy, de la que presumiblemente saldrá el nuevo Gobierno.
En los mercados de divisas, la semana ha comenzado sin grandes variaciones. El euro, después de las caídas registradas a raíz de la reunión del BCE del pasado jueves, se mantiene a un paso de los niveles con los que cerró 2015. La divisa comunitaria no consigue recuperar los 1,09 dólares. En su cruce con la libra se atasca al filo de los 89 peniques. A su vez, la libra vuelve a contener sus caídas, y resiste cerca de los 1,22 dólares.


En las materias primas, el precio del crudo ha registrado correcciones a ambos lados del Atlántico después de que Irak haya solicitado ser excluida del acuerdo de la OPEP para congelar la producción de crudo. El barril de Brent baja de los 52 dólares y el West Texas, de referencia en EEUU, reduce su colchón por encima de la barrera de los 50 dólares. El oro, por su parte, repite por encima de los 1.260 dólares la onza.
En el mercado de deuda, al tiempo que veíamos subidas en las bolsas, también veíamos bajadas en las rentabilidades de los bonos de la periferia. El interés de los bonos españoles a diez años caía por debajo del 1,10%, mientras que el de los portugueses, tras la decisión de DBRS de mantener el grado de inversión retrocedía hasta el 3,11%.
Sí subía, en cambio, el rendimiento de los bonos alemanes y estadounidenses: el de los primeros, hasta el 0,02% desde el 0% de cierre de la sesión anterior; el de los segundos, hasta el 1,77% desde el 1,73%. Ello, seguramente, por el buen dato industrial conocido en Estados Unidos, que eleva la probabilidad de una subida de los tipos de interés en diciembre.
Pero, en el mercado de divisas, el tipo de cambio entre el euro y el dólar se mantenía en el entorno de 1,0882 unidades, sin cambios prácticamente respecto a la sesión del viernes.
En el mercado de materias primas, el barril de Brent, de referencia en Europa, retrocedía un 0,8%, hasta los 51,36 dólares. El de West Texas, de referencia en Estados Unidos, caía un 1,52%, hasta perder la cota de los 50 dólares. Ello debido a la amenaza lanzada por Irak que podría hacer descarrilar el acuerdo de los países de la OPEP para recortar la producción de petróleo: ante la guerra contra el Isis, su ministro de Petróleo, Jabbar Al-Luaibi, ha afirmado que su país debería excluirse del acuerdo de recorte de la producción. Además, Rusia rechazó sumarse a ese pacto.

Comentarios