Ir al contenido principal

↓ 1.53 % Bolsa de Valores de Madrid – 07/10/2016

El selectivo español comenzaba el día plano, en el entorno de los 8.760 puntos, entraba en rojo y se estabilizaba en el entorno de los 8.720 puntos, hasta que a partir de las once y media de la mañana incrementó de nuevo sus descensos, para rondar los 8.660 puntos hasta las tres y media de la tarde, desde cuando, otra vez, dio un nuevo tirón bajista. Al cierre, daba un último cambio en los 8.624,3 puntos, lo que supone un descenso del 1,52%. Con ello, la semana termina con un descenso del 1,77%.

El indicador español ha sido el único de los grandes europeos que ha terminado en rojo esta semana. Y eso porque las pérdidas sufridas por el selectivo español en la sesión de hoy han sido superiores a las de otros indicadores europeos: así, el Dax alemán ha retrocedido un 0,74%, mientras el Cac 40 francés ha bajado un 0,67% y el Ftse Mib de Milán, poco más de medio punto porcentual. Sólo el Ftse 100 británico se ha salvado de los recortes, con una subida del 0,63%.



La aerolínea IAG ha destacado por segunda jornada consecutiva en los descensos del conjunto del sector, con una caída del 5,97%. A los efectos del 'profit warning' de EasyJet ha añadido las turbulencias registradas por la libra, divisa clave en su negocio. En dos sesiones las acciones de IAG han acumulado unas pérdidas superiores al 10%. Entre los bancos, cierre mixto. CaixaBank ha sumado un 0,59% y Popular, un 0,09%. En el lado de los recortes, Sabadell ha recortado un 2,05%; Santander, un 2,02%; Bankinter, un 0,64% y BBVA, un 0,59%. Inditex ha recibido un nuevo estímulo por parte de las firmas de inversión. HSBC ha elevado su precio objetivo hasta los 41 euros por acción. Sin embargo, el sesgo bajista de la sesión ha hecho que sus títulos se depreciaran un 2,06%. Las empresas más vinculadas con las materias primas han sido las que han ofrecido mayor resistencia a las bajadas. Al frente de los avances ha sobresalido ArcelorMittal (+2,26%), beneficiada por las medidas de Bruselas para imponer aranceles provisionales a las importaciones de acero desde China; Técnicas ha sumado un 1,27%; Acerinox, un 0,26% y Repsol, con el barril de Brent a 52 dólares, se ha anotado un alza del 0,24%.

Entre el 'flash crash' de la libra y el informe de empleo de EE.UU.
En la última sesión de la semana, afectó al mercado el miedo a un 'Brexit' duro y ello pudo estar detrás del 'flash crash' que sufrió la libra en la sesión asiática y que, pese a mermar sus descensos, continuara a la baja tanto frente al dólar como frente al euro. El 'flash crash' pudo ser provocado por un fallo de un algoritmo, y ello ha provocado miedo en los inversores, que se sienten más vulnerables en un mundo en el que los los bancos tienen menos protagonismo en las operativas y los humanos han sido reemplazados por máquinas y las decisiones racionales, por el trading automático.
Pero también fue muy importante la agenda económica de la sesión, especialmente el informe de empleo que se publicó en Estados Unidos a primera hora de la tarde. A primera vista no fueron buenas las cifras: la tasa de paro subió desde el 4,9% hasta el 5%, con una creación de 156.000 nuevos puestos de trabajo en septiembre, por debajo de los 172.000 previstos y de los 167.000 del mes anterior, según el dato revisado. El sector privado en particular generó menos empleos de los previstos, mientras que la industria destruyó 13.000, el triple de los que se esperaban. Pero, con todo y con eso, las ventas minoristas del mes de agosto crecieron un 0,7%, por encima del 0,1% que esperaba el mercado y después de la caída del 0,6% del mes anterior. Porque, quizás, el informe de empleo no fuera malo, sino todo lo contrario: la subida de la tasa de paro en una décima se debe a que se incorporó gente al mercado de trabajo, trabajadores desempleados han recuperado la esperanza en que serán capaces de encontrar un empleo y eso es muy buena señal. También para los salarios, que en tasa interanual crecieron en septiembre a un ritmo promedio del 2,6%, frente al incremento del 2,4% del mes anterior.
La bondad de las cifras de empleo de Estados Unidos cotizaron en el mercado de deuda, con un incremento del rendimiento de los títulos estadounidenses hasta el 1,75%. También se movían al alza los intereses de los bonos europeos, con el del título español estabilizándose sobre el 1% y los del alemán claramente por encima del 0%.
Con ese comportamiento, los inversores estarían descontando un incremento de la probabilidad de las subidas de tipos de interés en Estados Unidos.


La última jornada de la semana consolida las subidas que acumula el precio del petróleo desde el preacuerdo de la OPEP para congelar la producción. El barril de Brent cotiza a 51 dólares, mientras que el West Texas, de referencia en EEUU, ha perdido la barrera de los 50 dólares. El oro, en cambio, espera nuevas pistas sobre la Fed en zona de mínimos, cerca de los 1.250 dólares la onza.

En el mercado de deuda pública, los inversores deshacen posiciones y devuelven las tasas positivas de interés al bund alemán. La rentabilidad del bono español a diez años cotiza por encima del nivel del 1%, y la prima de riesgo se sitúa al filo de los 100 puntos básicos.


En el mercado de materias primas, el barril de Brent, de referencia en Europa, retrocedía alrededor de un 0,7%, pero se mantenía por encima de los 52 dólares. En la semana, ha sumado una revalorización del 6%, tras haber ganado cerca de un 7% en la semana anterior, cuando tuvo lugar el acuerdo de los países de la OPEP para recortar la producción.

El precio del oro, mientras tanto, encadenaba su novena sesión consecutiva de caídas, hasta situarse en los 1.243 dólares la onza. Antes de que comenzaran estas nueve jornadas de caídas, el precio del oro se acercaba a los 1.340 dólares.

Comentarios