Ir al contenido principal

↑ 0.22% Bolsa de Valores de Madrid – 14 Noviembre 2016

El Ibex comenzaba la jornada en verde y tocando máximos en los 8.760 puntos. Se fue viniendo abajo hasta que a las doce de la mañana entró en negativo y así estuvo hasta las tres de la tarde en que volvió a los números verdes. Al cierre de la jornada, daba un último cambio en los 8.658 puntos, lo que supone un avance del 0,22%.

La Bolsa de Valores de Madrid ha logrado así romper la racha bajista que atravesaba desde la elección de Donald Trump como presidente de Estados Unidos con una tímida subida del 0,22% hasta los 8.658,20 puntos. Por su parte, la oleada de ventas continúa en la deuda, mientras que el dólar amplía su rally hasta rozar máximo anuales con el euro.

El sector financiero ha vuelto a ser clave en la evolución del Ibex. BBVA, desinflado un 9% en las tres sesiones anteriores, ha conseguido cerrar con avances del 0,32% y acercarse de nuevo a los 6 euros por acción. Santander, por su parte, ha remontado un 1,67%. Los analistas de UBS han actualizado sus perspectivas sobre los dos grandes bancos españoles, y muestran su preferencia por Santander frente a BBVA, lastrado en Bolsa desde las elecciones estadounidenses por el desplome del peso mexicano. Las alzas del sector, sin embargo, las han encabezado dos bancos medianos, Bankia (+2,73%) y CaixaBank (+2,16%). Popular ha vuelto a desmarcarse del resto de la banca con recortes del 1,36% que le sitúan por debajo de 0,95 euros por título. Las acereras han vuelto a despuntar en el Ibex. Arcelor (+5,30%) y Acerinox (+3,42%) han prolongado su escalada en paralelo al rally que han protagonizado los metales en las últimas jornadas.

Las eléctricas, como ya sucediera la semana pasada, se han quedado rezagadas con la vista puesta en los máximos que registran las rentabilidades de la deuda pública. Enagás se ha dejado un 3,48%; Red Eléctrica, un 3,28% y Gas Natural, un 1,62%. El goteo de resultados continúa, con protagonismo hoy en uno de los sectores más alcistas desde el triunfo de Donald Trump, las constructoras. Al cierre de la jornada ACS (+1,36%) y OHL (+2,87%) rendirán cuentas de la evolución de sus negocios. En las últimas jornadas ACS ha brillado al frente del Ibex por su presencia en EEUU, mientras que OHL ha acusado su exposición a México.


Los mercados continúan con los ajustes de carteras desatados con motivo del triunfo de Donald Trump en las elecciones estadounidenses. Los movimientos se han disparado en las últimas jornadas tanto en las divisas como en la deuda, y no siempre se han ajustado al guión que habían previsto las firmas de inversión en el caso de una victoria de Trump.

En el mercado de divisas, el dólar ha pasado de desinflarse en las primeras horas nada más conocerse el resultado de las elecciones en Estados Unidos a protagonizar un auténtico rally. El euro se disparó al borde de los 1,13 dólares a primera hora del pasado miércoles, cuando el recuento otorgaba la victoria a Donald Trump. Desde entonces la brusca reacción del dólar ha desinflado la cotización del euro, hasta situarla hoy en 1,07 dólares, al borde ya de sus mínimos del año, los registrados en las primeras jornadas de enero. La divisa comunitaria ha salido debilitada también frente a la libra, y retrocede hasta los 86 peniques.

Las turbulencias entre las divisas se producen en paralelo al severo correctivo que registra la deuda pública. Las expectativas de un repunte de la inflación y de los tipos de interés con la llegada de Trump a la Casa Blanca ha acelerado las ventas en la renta fija. El interés del bund alemán supera el 0,3%, en máximos desde febrero, al tiempo que la rentabilidad del bono español a diez años ha llegado a situarse por encima del 1,6%, fruto de un repunte próximo a los 40 puntos en menos de una semana. El resultado es una prima de riesgo cercana a los 120 puntos básicos.

El mercado del petróleo inicia la semana con nuevos descensos, después de las caídas sufridas en las últimas fechas. El barril de Brent se repliega hasta los 43 dólares, mientras que el West Texas, de referencia en EEUU, baja a los 42 dólares. El oro, a su vez, continúa desinflado, por debajo de los 1.220 dólares la onza, 100 dólares menos que en los máximos alcanzados el pasado miércoles, nada más conocerse el resultado de las elecciones de EEUU.

Comentarios