Ir al contenido principal

↓ 0.64% Bolsa de Valores de Madrid – 28 Noviembre 2016

El Ibex comenzaba la jornada en negativo, entraba en positivo pasadas las once de la mañana, rozaba los 8.700 puntos y entraba de nuevo en negativo, ya sin remedio, estabilizándose en el entorno de los 8.660 puntos, para incrementar sus pérdidas a partir de las tres y media de la tarde, coincidiendo con la apertura de la Bolsa de Nueva York, que fue en negativo. Al cierre, el selectivo español daba un último cambio en los 8.619 puntos, lo que supone un descenso del 0,64%.

Los inversores aguardan cautos ante las importantes referencias que se conocerán en los próximos días. El miércoles la cumbre de la OPEP podría provocar cambios bruscos en el precio del petróleo y, por extensión, en el conjunto de los mercados. De momento, los rumores de que se acercan posturas entre los países de la OPEP para un recorte de la producción ha provocado un fuerte giro al alza en el precio del crudo durante la sesión y ha situado el barril de Brent de nuevo por encima de los 49 dólares. El de tipo West Texas sube hasta los 47 dólares.

La semana concluirá con una cita que mantiene en vilo, sobre todo, a los inversores europeos: el referéndum en Italia, programado para el próximo domingo. Las encuestas anticipan una derrota de la reforma constitucional defendida por el primer ministro, Matteo Renzi. La derrota podría complicar su continuidad al frente del Gobierno o, al menos, debilitar su posición para introducir nuevas reformas. El temor a una nueva fase de incertidumbre política en Italia, en medio del auge de partidos contrarios al euro, ha pasado factura a su prima de riesgo, cerca ya de los 190 puntos básicos. El diferencial negativo respecto a España alcanza ya los 50 puntos. Pero un rebrote de la tensión en Italia podría pasar factura al resto de mercados periféricos, y a la cotización del euro.

La Bolsa española comienza la semana con una caída del 0,64%, pero salva el nivel de los 8.600 puntos en el que ha cerrado en las siete últimas jornadas. La banca ha vuelto a ser el principal lastre para el selectivo español. Las presiones bajistas se han reactivado en Banco Popular, que ha encabezado los recortes con un desplome el 7,78%. La entidad ha registrado nuevos mínimos en Bolsa, por debajo por primera vez de los 0,80 euros. El banco ha recibido nuevas referencias desfavorables de las firmas de inversión. Los analistas de Credit Suisse han recortado su precio objetivo hasta los 0,70 euros, frente a los 0,771 euros a los que ha cerrado hoy. El conjunto de la banca también ha cerrado con fuertes recortes, en especial Banco Sabadell (-2,79%), Bankia (-2,38%) y CaixaBank (-2,02%). De los grandes, Santander se ha depreciado un 1,59% y BBVA, un 0,78%. En el extremo opuesto han destacado las eléctricas. Endesa y Red Eléctrica han hecho frente a las caídas mayoritarias en el Ibex, con el respaldo de los analistas de Credit Suisse y Jefferies, respectivamente. Endesa, a la cabeza del Ibex, ha repuntado un 1,86% en su sexta sesión consecutiva de avances. Red Eléctrica ha sumado un 0,50%; Enagás, un 0,42%; Gas Natural, un 0,28% e Iberdrola, un 0,05%.


Telefónica, que comenzó la sesión con subidas superiores al punto porcentual, giró a la baja y se ha dejado un 0,75% en la jornada en la que se ha conocido que su presidente, Álvarez-Pallete, ha comprado 40.000 acciones de la operadora. Las acciones de Repsol han cedido un 0,57%, pese a la subida del crudo, a la espera de las novedades que depare la cumbre de la OPEP.

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, Amper encabezó los ascensos, con una subida de casi el 21%, seguido de Tecnocom y Dogi, que ganaron un 13% y un 12%, respectivamente. En negativo, ningún valor ganó en pérdidas al Popular.

La caída de las entidades financieras no ha sido exclusiva de la Bolsa española. Ocurrió en toda Europa, por contagio del sector bancario italiano. De hecho, el peor valor del Eurostoxx 50 fue Intesa SanPaolo, que retrocedió un 3,22%. Después se colocó BNP Paribas, que se dejó un 2,62%. Deutsche Bank, mientras, perdió un 2,49%. También Société Générale se colocó entre los diez peores valores del día. Y sólo cuatro valores del índice paneuropeo se salvaron de los recortes: la cervecera Anheuser Busch y tres eléctricas: E.On, Engie e Iberdrola. También, pues, en Europa, parece haberse puesto freno a la tendencia que favorecía a los bancos frente a los valores más conservadores.

Con ello, con una reducción de las rentabilidades de los bonos 'core' superior a las de los bonos de la periferia, vimos un estrechamiento de las primas de riesgo. La de España, desde los 133 hasta los 137 puntos básicos.

En el mercado de materias primas, el barril de Brent, de referencia en Europa, rebotaba con fuerza: avanzaba un 1,61%, hasta los 48 dólares. El de West Texas, de referencia en Estados Unidos, registraba una subida incluso superior, de más de un 5%, hasta los 47,10 dólares. Ello, ante los esfuerzos que está percibiendo el mercado en la OPEP por alcanzar un acuerdo tanto entre los países miembros como con Rusia, para reducir la producción.


También subía el precio del oro: avanzaba cerca de un 0,7%, hasta los 1.191 dólares. Este comportamiento del metal precioso, tradicional refugio, junto al de los bonos más seguros (alemán y estadounidense), hace pensar que está creciendo la aversión al riesgo entre los inversores. Quizás por la cita el próximo domingo en Italia con el referéndum constitucional.

A la espera de mayores novedades, el euro no logra alejarse de sus recientes mínimos de 20 meses frente al dólar. Tras un intento de recuperar el nivel de los 1,06 dólares, vuelve a situarse por debajo de dicha cota. El euro cotiza al alza frente a la libra, al situarse por encima de los 85 peniques.

La evolución de las divisas, en especial del dólar, podría ser clave también en el comportamiento del precio del petróleo en una semana trascendental. La cumbre de la OPEP del próximo miércoles estudiará el recorte de producción pactado. Los últimos rumores que apuntan la posibilidad de un acuerdo ha provocado un brusco giro al alza en el precio del barril de Brent, que se acerca a los 50 dólares, mientras que el West Texas, de referencia en EEUU, supera los 47 dólares.

En el mercado de deuda pública, el interés exigido al bono español a diez años vuelve a situarse cerca del 1,6%. La prima de riesgo de España ronda los 135 puntos. En Italia la prima de riesgo roza ya los 190 puntos, a falta de menos de una semana para la celebración del referéndum sobre la reforma constitucional. La brecha respecto a la deuda alemana también continúa al alza en EEUU, hasta el punto de alcanzar nuevos máximos desde al menos 1990, por encima de los 212 puntos básicos. Las reuniones de diciembre del BCE y de la Fed podrían agravar la divergencia de sus políticas monetarias.

Comentarios