Ir al contenido principal

↓ 0.99% Bolsa de Valores de Madrid – 04 Noviembre 2016

El Ibex ha cedido hoy viernes 04 de noviembre un 0,99% hasta los 8.791,60 puntos. El selectivo ha perdido un 4,45% en su peor semana desde el Brexit y se ha 'comido' todas las ganancias de octubre.
La semana que concluye hoy ha reactivado la tensión en los mercados financieros. La incertidumbre ha ido creciendo a medida que se acerca la fecha de las elecciones presidenciales en Estados Unidos, el 8 de noviembre. Los nervios podrían continuar además hasta el próximo miércoles, cuando se conocerán los resultados de los comicios. La pérdida de la ventaja que mantenía en las encuestas Hillary Clinton ha puesto en guardia a los inversores, aleccionados ya por el 'shock' que provocó recientemente otras elecciones, las del referéndum sobre el Brexit.
Pérdidas para terminar la semana en Europa, mientras los índices de Wall Street se movían ligeramente en positivo tras encadenar ocho sesiones consecutivas de descensos. El tímido rebote que registraba la Bolsa de Nueva York tras su secuencia más larga en negativo desde el año 2008 y después de marcar niveles baratos desde el punto de vista técnico no se contagió a Europa. Así, el selectivo español cerró el día con un recorte del 0,99%, para dar un último cambio en los 8.791 puntos. El índice comenzaba la semana por encima de los 9.200 puntos.

La Bolsa española ha truncado la racha de tres semanas consecutivas de subidas. En línea con el resto de plazas del Viejo Continente, el Ibex ha cerrado con un recorte del 0,99%, que le llevan por debajo de los 8.800 puntos. El balance de la semana eleva las pérdidas al 4,45% en su peor semana desde el Brexit. En las primeras sesiones de noviembre el selectivo ha perdido todas las ganancias acumuladas en octubre (+4,1%).


El goteo de resultados empresariales ha continuado en la Bolsa española. Acciona y Amadeus han destacado hoy entre las empresas que han rendido cuentas de la evolución de sus negocios. El grupo de infraestructuras y energía ha logrado duplicar sus ganancias, mientras que Amadeus ha elevado un 18% su beneficio ajustado. Las acciones han reaccionado con comportamiento dispar. Las de Acciona han perdido un 2,45% y las de Amadeus han despuntado un 1,5%. Las caídas se han vuelto a generalizar en la banca, con CaixaBank (-1,65%) y Santander (-1,33%) a la cabeza. En el caso de Popular (-0,43%), los analistas de Barclays confían en el rebote, al situar su precio objetivo en 1,1 euros. A contracorriente ha cerrado Sabadell, que ha sumado un 0,92%. El ajuste en las previsiones de IAG ha frenado su remontada en Bolsa, y sus acciones se han desinflado un 2,98%, por debajo de los 5 euros. Sin embargo los descensos han estado encabezados por Indra (-3,59%). Telefónica se ha depreciado un 1,62%; BBVA, un 0,96% y Repsol, un 0,76%.


Las Bolsas europeas han vuelto a activar el freno, con descensos que no han llegado al punto porcentual, salvo en el caso de la Bolsa de Londres. La escalada de la libra ha corregido parte de las subidas logradas en los últimos meses, en pleno desplome de su divisa. Los resultados continúan a cargo de empresas como BMW, JCDecaux, L'Oreal y Commerzbank. El banco alemán, castigado en Bolsa en paralelo al desplome de Deutsche Bank, ha anunciado nuevas pérdidas en el tercer trimestre, de 288 millones de euros. Sus títulos han cedido un 1,4% aunque la cifra mejora las previsiones de los analistas. En el caso de BMW, la automovilística ha mantenido sin apenas cambios su beneficio trimestral. El aumento del 7% en las ventas ha sido neutralizado por el mayor gasto en inversiones en nuevas tecnologías. BMW ha cerrado con alzas del 0,3%. JCDecaux ha caído un 10,8%, mientras que L'Oreal ha subido un 2,2%.

Las novedades sobre las elecciones estadounidenses comparten protagonismo hoy con la publicación del informe oficial de empleo de EEUU, correspondiente al mes de octubre. La creación de empleo se situó en 161.000 puestos de trabajo, ligeramente por debajo de los 175.000 esperados por los analistas. Estas cifras, sin embargo, han permitido bajar la tasa de paro del 5% de septiembre al 4,9% de octubre, en línea con lo previsto.
Los datos de empleo en Estados Unidos no han alterado las expectativas de una subida de los tipos de interés por parte de la Reserva Federal en la reunión de diciembre. Las cifras de paro tampoco provocan grandes sobresaltos en la cotización del dólar, debilitado en las últimas jornadas a raíz de la creciente incertidumbre sobre el resultado de las elecciones estadounidenses. La divisa comunitaria se cambia por 1,11 dólares. La libra, por su parte, supera los 1,25 dólares. La libra sella así su mejor semana desde marzo, alentada por el optimismo del Banco de Inglaterra y en mayor medida aún por la confirmación de que el Parlamento británico tendrá un papel clave en la aprobación del Brexit.
Las empresas energéticas acusan una jornada más el freno en el mercado del petróleo. El barril de Brent baja de los 46 dólares, mientras que el West Texas, de referencia en Estados Unidos, se repliega hasta los 44 dólares. Las últimas filtraciones rescatan la presunta negativa de Arabia Saudí a reducir su producción si Irán se desmarca del acuerdo para congelar el ritmo de bombeo de crudo. Al término de la semana, y a las puertas ya de las elecciones estadounidenses, el precio del oro consolida su escalada por encima de los 1.300 dólares la onza, en zona de máximos de un mes.
En el mercado de deuda pública, el interés exigido al bono español a diez años repunta hasta el 1,26%. La prima de riesgo se sitúa en los 113 puntos básicos.


Comentarios