Ir al contenido principal

↓ 1.34% Bolsa de Valores de Madrid – 11 Noviembre 2016

La última jornada de la semana se ha saldado con una fuerte corrección en las principales plazas europeas. Los inversores siguen vendiendo sus títulos de renta fija ante la preocupación de que una mayor inflación obligue a una mayor subida de tipos en Estados Unidos. Los efectos de esto en la renta variable han despertado la presión vendedora también en la Bolsa. Así las cosas, el Ibex-35 cierre una sesión de fuertes ventas con una caída del 1,34%, hasta los 8.639,2 puntos. Pese a llegar a tocar la cota de los 9.000 puntos en la sesión de ayer jueves, el índice nacional no consigue salvar la semana, donde cede un 1,73% y se aleja aún más de cerrar el año en positivo (-9,58%).
La volatilidad se ha apoderado de las bolsas europeas, que han sufrido fuertes oscilaciones en las últimas sesiones.
El Ibex ha cedido hoy un 1,34% hasta los 8.639,20 puntos y solo conoce los números rojos desde la elección de Donald Trump. El selectivo español se ha dejado un 1,7% en su segunda semana de caídas. Las ventas también se prolongan en la deuda, con la rentabilidad del bono español al filo del 1,5%.
Los mercados no consiguen aplacar las turbulencias desatadas desde el triunfo de Donald Trump en las elecciones estadounidenses. Con la actividad en Wall Street algo reducida por la celebración en EEUU del 'Día de los Veteranos' las oscilaciones han vuelto a ser la tónica en las bolsas europeas.
Mientras que el Dow Jones presenta un claro balance positivo, marcando récords históricos, por encima de los 18.800 puntos, desde el triunfo de Donald Trump, la Bolsa española ha contado las sesiones por caídas. Desde que se conoció al nuevo inquilino de la Casa Blanca, el Ibex ha perdido un 3,3%. Hoy el Ibex se ha dejado un 1,34% hasta los 8.639,20 puntos y en su segunda semana de recortes ha cedido un 1,7%.
Los grandes bancos se han convertido hoy en los principales lastres del Ibex. Santander se ha anotado un descenso del 4,04% y BBVA se ha dejado un 2,28%, con lo que pierde los 6 euros por acción. Popular se ha depreciado un 0,21% y amplía así su brecha por debajo del euro por acción. Otros blue chips del Ibex han acusado también las bajadas que persisten en divisas latinoamericanos como el peso mexicano. Telefónica ha recortado un 2,70% y Repsol, un 2,68%, castigado además por el fuerte descenso en el precio del crudo. De los grandes, solo Inditex ha escapado de los números rojos, pero por la mínima (+0,02%). La corrección ha alcanzado también a Arcelor (-3,04%) y a Técnicas Reunidas (-4,87%), mientras que Gamesa ha salido del bache con los resultados como revulsivo. Después de perder un 11,7% en las tres sesiones anteriores, la mejora de previsiones ha provocado una remontada del 6%. Dos bancos medianos han esquivado las pérdidas. Bankia ha repuntado un 3,66% y Sabadell, un 1,08%.


Las Bolsas europeas también comenzaron la jornada al alza. Pero un nuevo cambio de rumbo, habitual en las últimas sesiones, borró el optimismo inicial. Solo el Dax ha logrado cerrar en positivo (+0,36%) y el Mib italiano, prácticamente plano (+0,04%). La que peor parada ha salido ha sido la Bolsa de Londres, que se ha depreciado casi un 1,5% en paralelo a las subidas de la libra. El goteo de resultados empresariales ha continuado, con protagonistas hoy como Allianz. La aseguradora ha repuntado un 1,4% tras superar las previsiones con sus cuentas del tercer trimestre, gracias en parte a la mejora en su gestora Pimco. Otra compañía alemana, Air Berlin, ha recibido con frialdad (-0,2%) la publicación de sus resultados.
La jornada comenzó con avances moderados en la renta variable asiática. El Nikkei, desinflado un 5,3% el miércoles y disparado un 6,1% ayer, recuperó la calma con un leve repunte del 0,18%. En la Bolsa de Shanghai las ganancias alcanzaron el 0,8%.
La oleada de ventas ha continuado en el mercado de deuda pública. El interés exigido al bund alemán amplía su escalada hasta el 0,3%. Esta subida evita un mayor deterioro en la prima de riesgo de España, que se mantiene por debajo de los 120 puntos básicos, a pesar de que el interés del bono a diez años ha llegado a tocar el 1,5%. El triunfo de Donald Trump ha disparado las previsiones de inflación y de subidas de los tipos de interés en EEUU.
La última jornada de la semana consolida las subidas del dólar. El euro vuelve a bajar de los 1,09 dólares, más cerca de los niveles con los que comenzó el año. La libra sale reforzada de la semana. Alcanza los 1,26 dólares, y en su cruce con el euro la divisa comunitaria se repliega hasta los 86 peniques.
El mercado del petróleo sufre un nuevo varapalo. La OPEP augura un mayor superávit de oferta en 2017 debido al aumento de producción. El barril de Brent baja hasta los 44 dólares, mientras que el barril tipo West Texas, de referencia en EEUU, se sitúa en 43 dólares. La corrección continúa en el precio del oro. El metal precioso se desinfla hasta los 1.230 dólares la onza. Nada más conocerse el triunfo de Donald Trump en las elecciones estadounidenses, el oro se disparó por encima de los 1.320 dólares.

Comentarios